Ken G.

Ken G.

Catador
Miembro Foodie


879 Puntos
999+ Ranking mes
999+ Ranking Total
Sobre mí
Miembro desde: Diciembre de 2012
Posición 14133 del ranking de calificadores de Panamá.
11 comentarios en Panamá

Esta fue la segunda vez que comimos ahí. El ambiente es elegante pero casual a la vez. Para compartir entre seis personas, ordenamos los arancini de osso buco y las croquetas de pescado. Los dos eran crujientes, calientes y deliciosos. Para platos fuertes el osso bucco, corvina a la siciliana, corvina a la catalana y una pasta con champiñones. Pedimos la pasta extra caliente y así llegó.El servicio fue excelente. El mesero era muy atento y con superior conocimiento del menú. Sus recomendaciones de la pasta especial y el osso bucco fueron muy bien venidos. Ordenamos dos botellas de vino y el precio era muy razonable por la calidad de vino. El postre apple crisp era OK, un poco dulce. Sobre todo, fue muy buena experiencia. Arró Bistró es muy recomendado.

Comida
Servicio
Ambiente

Ensordecedor. Eramos una mesa de cuatro. Desde el momento en que llegamos, tuvimos que gritar uno al otro para poder ser entendidos. La música tipo EDM nunca paró, nunca cambió. Nuestro mesero nunca sonrió, era inatento y con una actitud fea. Con respecto a la comida, para entradas ordenamos los buns de camarón, una pizzetta Margharita y los dumplings de osso bucco. Todas las entradas eran deliciosas, aunque la salsa de tomate de la pizzetta sabía un poco a pasta de tomate. Tres de los cuatro ordenamos la corvina encevichada. Llegó un poco sobrecocida pero la combinación de sabores y la presentación eran muy buenas. La única queja es que el plato fue acompañado con unos trozos de aguacate que tenían un sabor amargo. Mejor no incluir el aguacate que servirlo así. También ordenamos la entraña. La habíamos pedido cocido a tres cuartos. Llegó crudo. No rojo, sino crudo. Cuando llamamos al mesero que había un problema con la cocción, nos pregunto ¿quieres que la cocinemos más? ¡Qué pregunta más estúpida! No se disculpó por el error de la cocina y se fue con unas muecas y un ceño, como si el problema de la cocina fuera culpa de nosotros. Cuando hice la reservación en Degusta, dejé un comentario que íbamos a celebrar un cumpleaños. Llegamos con un pequeño cake en mano y le habíamos dado al mesero para mantenerlo frío mientras cenábamos. Cuando terminamos con los platos fuertes, también ordenamos unos postres adicionales. Los asistentes del mesonero llegaron con los postres pero sin el cake, sin velas, sin nada. Otra vez, tuvimos que llamar al mesero para que nos trajera el dulce para celebrar. Hemos ido a Azahar, el otro restaurante de este dueño y lo disfrutamos enormemente, pero este lugar tiene unos problemas de servicio y ambiente que tiene que resolver primero. Una experiencia mucho menos que satisfactoria.

Comida
Servicio
Ambiente

La atención en este lugar fue muy buena y servicial. Ordenamos los Aperol Spritz para empezar. Las bebidas eran grandes y la porción generosa, pero demasiado Aperol y no suficiente prosecco y agua con gas porque la bebida era demasiado dulce. No me quejo porque a $7.00, el contenido de alcohol era generoso. Ordenamos una ensalada griega, que también era buena, pero nada del otro mundo. La porción buena por el precio de $14.00. Seguimos con la pasta trofié con pesto. La pasta fue hecha en casa y muy buena y con el pesto rico. Por $18.00, la porción era pequeña. Pedimos una porción de pan para disfrutar de la salsa de pesto que se quedaba en el plato. El pan era horrible. Un buen pan rústico italiano habría sido perfecto, pero eso era poco separado de pan de molde. Ordenamos el osso buco con risotto como plato fuerte. Era sabroso, pero por $30, esperamos algo mejor. El plato estaba salado. La carne era un poco dura. A esos precios, debieron haber usado carne importada de mejor calidad que la nacional. El risotto, lamentablemente, era incomestible. Sabemos que el risotto debe de ser preparado "al dente," pero ese risotto era crujiente. Al quejarnos al mesero, el nos ofreció retirar el plato y substituir una pasta "Frutti de mare." Otra vez, la calidad de la pasta hecha en casa era buena, pero la calidad de los mariscos, nada que ver, previamente congelados y sobrecocidos. Si los precios habían sido más moderados, les podríamos haber disculpado los errores, pero a precios sumamante altos para Panamá, esperamos una experiencia inolvidable, algo que no era.

Comida
Servicio
Ambiente

Después de haber comido en los últimos dos restaurantes que ocupaban el mismo espacio, no sabíamos que esperar con este. Fue muy buena experiencia. Habían cuatro adultos y un niño de tres años. Nos sentamos en una banca que fue ideal para mantener ocupado al niño. El servicios muy rápido y el mesero que nos atendía sabía bien el menú. Ordenamos una pizza de peperoni y un fritto misto para entradas. La pizza era rica, pero el fritto misto era el único plato que nos desilusionó. Un montón de papel debajo de la comida para hacerla aparecer más abundante. Para platos fuertes, un amigo ordenó otra pizza, una amiga ordenó el carpaccio y yo ordené el caccio e pepe (pasta con queso paremesano y pimienta molida). Mi esposo pidió una recomendación del mesero. El recomendó un linguni con camarones. Mi esposo aceptó la recomendación y pidió esa pasta muy caliente. La pasta llegó exactamente como él la había pedido, con mucho vapor y con excelente sabor. Nuestros amigos quedaban muy contentos con sus pedidos también. Mi pasta tenía muy buen sabor y mucho queso, sólo faltaba un poco del agua de cocción de la pasta, algo que la habría hecho más cremosa. Recomiendo este lugar con mucho gusto.

Comida
Servicio
Ambiente

Ordenamos comida para 3 personas a través de Apetito24. La comida llegó caliente y a tiempo. Pedimos kebab de cordero seekh, naan de ajo, pollo tandoori, masala de camarones tikka, biryani dum de pollo y dos órdenes de samosas. Por la mayoría la comida era sabrosa. La gran excepción era el kebab de cordero seekh. Cuatro salchichas pequeñas y secas por $20. Eso es un robo. El biryani dum de pollo era rico pero con muy poco pollo.Igual la masala de camarones que tenía mucha salsa y pocos camarones y los que tenía eran microscópicos. El naan era delicioso y las samosas también. Sobre todo, por el precio, no es nada del otro mundo. De verdad, yo no habría estado tan crítico si por el dinero las porciones hubieran contenido más proteínas y menos "relleno".

Comida
Servicio
Ambiente

Comida china de muy buena calidad. Todo muy fresco. El servicio era muy atento u con excelente conocimiento del menú y de la preparación de cada plato.

Comida
Servicio
Ambiente

Regresamos a ese lugar siempre cuando estemos en Panamá. La comida, especialmente las hamburguesas, las papas fritas de camote y el ratatouille, siempre es deliciosa. Esta vez comí la corvina a la plancha con vegetales al vapor porque quería algo más saludable y ese plato no me desilusionó. La corvina salió crujiente y caramelizada afuera mientras se quedaba jugosa a dentro. A veces los meseros faltan un poco de entrenamiento, porque deben de conocer mejor el menú.

Comida
Servicio
Ambiente

Los rollos eran buenos, también los tallarines y pad thai pero el postre de chocolate con el centro líquido de chocolate blanco era divino. Habría ido a Costa del Este sólo por comer ese postre. La atención era excelente y el ambiente también muy lindo.

Comida
Servicio
Ambiente

Compartimos dos entradas, el chicharrón en salsa de tamarindo y los chinches de Lula. Los dos eran excelentes. Para los platos fuertes, dos ordenamos el pescado en escabech que era una delicia. La salsa de coco con curry tenía la consistencia perfecta y el pescado perfectamente caramelizado afuera pero suculento adentro. La mama llena pasta el postre era muy bien preparado servido con manzanas caramelizadas y con helado hecho en casa. La atención muy profesional y atenta.

Comida
Servicio
Ambiente

En una noche de miércoles eramos la única mesa. Sólo los tragos salieron en tiempo razonable. Las entradas no muy malas pero los platos fuertes demoraron una hora y media en salir de la cocina y todos mediocres. Mi pareja ordenó el pesado con salsa de coco y tamarindo. El no puede comer ni gluten ni lácteos y se lo dijimos al mesero que nos había recomendado ese plato. Llegó apanado y con crema en la salsa. Lo cambie con mi pareja por el curry que yo había ordenado Saqué espina tras espina. Muy desilusionarte.

Comida
Servicio
Ambiente

No tiene fotos en panama

¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×