Comida
Servicio
Ambiente

Restaurante tipo sport bar. Me daba curiosidad por alguna publicidad vista. El lugar es como una especie de restaurante y car wash, con buena cantidad de estacionamientos, aunque con un par de charcos de agua, en época de lluvia. Tiene una especie de zona al aire libre y adentro hay bastante espacio, con buen aire, aunque las chicas decían que estaba demasiado frío. En cuanto al servicio, fue bastante regular, por no decir malo. Muy poca ayuda con los platos, pensábamos probar los patacones que promocionan, pero básicamente nos dijeron que solo eran de entrada y no nos aclararon el tamaño de la porción. Luego vimos en la mesa de al lado como traían unos de esos, y nos arrepentimos de no pedirlos... Por la mala asesoría del mesero... Pedí una hamburguesa que se suponía traía entre otras cosas, tajadas... El tamaño estuvo bueno, pocas papas, pero lo terrible fueron las tajadas, estaban súper secas y sin sabor... Cómo si las hubiesen hecho de un plátano medio verde... Eso me dañó totalmente el disfrute del plato. Pedimos además unas pechugas gratinadas... Estaban buenas... Pero para el precio, la porción es una burla... Fue como un cuarto de filete de de pechuga y cuatro pataconcitos. En conclusión... Jamás volveremos al lugar, pues si el concepto es tipo sport bar y comida estilo medio gringo... Las porciones son demasiado pequeñas y los precios algo altos... Por esos precios tienes platos mucho más completos en otros lugares. Lástima pues esperábamos tanto una mejor atención, como mejores opciones en cuanto a comida...

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (154)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×