Michelle D.

Michelle D.

Crítico Avanzado
Miembro Foodie


251 Puntos
525 Ranking mes
999+ Ranking Total
Sobre mí
Miembro desde: Febrero de 2018
Posición 13522 del ranking de calificadores de Panamá.
4 comentarios en Panamá

Visitamos este restaurante por sugerencia del hotel en donde nos hospedamos. Habiamos preguntado por un buen lugar para cenar que fuese pet friendly y donde hubiera un menú con buenas opciones para adultos y para niños. Nos gustó tanto, durante nuestra estadía volvimos. El menú tiene interesantes platos típicos panameños gourmet. Las entradas las encontramos especialmente buenas. Un consejo sano, olvide su dieta y de rienda suelta a su gula...pruebe las carimañolas de osobuco, las tortillitas con ropa vieja y los super delgaditos patacones. Respete el picante y no haga caso omiso de lo que le dice la sonriente salonera, créale, SI pica el picante...jajaja...pero esta buenísmo (póngale con cautela para que no dañe la sazón que como viene está perfecta...un mini toque el picante lanzallamas y pasará a sublime). Los platos fuertes también son muy sabrosos, no pida nada aburrido por favor, que sería un pecado. Probamos varios y todos pasaron la prueba de 6 adultos de gusto exigente. Puedo recomendar el arroz con pollo (es una versión diferente...podríamos decir que es pollo con arroz, también muy buena la trucha y el asado de tira con tamal de olla. Los foodies Jr. Se dieron gusto con las pizzas y con los postres. Entre los dulces, destaca la hojaldra con fresas. El ambiente muy simpático y el servicio ameno y efectivo. Nuestra mesera muy dulce, paciente y atenta. Como les decía al inicio, nos gustó tanto que volvimos. Por ello, puedo recomendar este lugar con toda confianza.

Comida
Servicio
Ambiente

Una bendición! Este lugar es una bendición en centro del cráter del volcán extinto que alguna vez existió. El ambiente es relajante, fino y cautivador. El restaurante está ubicado detrás del Hotel Los Mandarinos, en una magnifica villa de tipo toscana que se funde con el entorno, rodeada de cerros, verdor y un esplendido jardín. La sensación es la de estar en casa propia, o mejor dicho en la casa de tus sueños. El servicio es excepcionalmente bueno. Cada mesa vestida de fiesta, con su hermosa vajilla y pequeños arreglos de hortensias. El equipo de saloner@s impecables, complacientes y atentos al detalle. La propietaria estuvo presente, pendiente e interactuando con los clientes, visitando mesa por mesa, para asegurarse de que todos estuvieran complacidos. La comida, de tan buena es la que yo, si pudiera elegir pediría para mi última cena. La Casa de Lourdes merece 5 estrellas, pero de las Michelin. Haga reserva para asegurarse de que encuentre un buen lugar, si quiere disfrutar de la hermosa vista, pida que le ubiquen en la terraza. Sugerencias: Para empezar: Rollitos primavera de portobelo, Polenta, La ensalada mézclum. Platos fuertes: el Salmón, el pollo en tamarindo, los linguinis con conchuelas, la hamburguesa (todos a prueba de balas) para rematar: El Heart Attack y dele muerte lenta...a eso se le atribuyen calorias justificadas.

Comida
Servicio
Ambiente

Ya no están en ese lugar, se han mudado un poco mas delante en el pueblo y cambiaron de nombre: RESTAURANTE IL ITALIANO DEL VALLE.

Comida
Servicio
Ambiente

Ya me lo habían comentado, dos personas que sé son conocedores de la sazón peruana. Me habían dicho, hay un restaurantito peruano en El Valle que tiene probablemente una los mejores platos peruano que vas a encontrar en este país. Y ciertamente, estuve ahí y puedo dar fe de que es así. El ceviche de corvina, fresquísimo y como debe ser, sus ingredientes realzaban el sabor de la corvina, no la anulaban como suele suceder cuando se les va la mano con el limón. Muy sabroso. Las causas, exquisitas. Todo cuanto probamos estuvo delicioso: Chicharron de pescado, Arroz chaufa de lomito, chupe de camarones, Ají de gallina. El menú ofrece buena variedad, incluye opciones para niños. El local desde afuera no es muy convidador que digamos...pero una vez dentro, es simpático, está todo muy limpio y la cocina, que es abierta, inmaculada. La atención es personalizada, el dueño es un chef renombrado...es quien cocina y atiende personalmente a los clientes. Quedamos todos muy complacidos y volveremos, muchas veces más. Como dice Pedro Navaja: " La vida te da Sorpresas"...y está fue una MUY BUENA!!!

Comida
Servicio
Ambiente

No tiene fotos en interior

¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×