Comida
Servicio
Ambiente

Este restaurante es muy casual, porque todas las mesas están afuera. Solo hay un par de sillas dentro, en la barra del bar. Es un favorito de la gente local, pero es un restaurante desconocido para los extranjeros, parece que todos los que lo visitan se conocen o son amigos, por eso el ambiente es único. Cuando digo que es muy casual quiero decir que desde allí salen o llegan los que participan en la cabalgata del 19 de marzo, allí llegan ganaderos después de un día de trabajo; casual, porque la gente discute en voz alta o, te lo digo de otra manera, como en las tascas españolas, en este lugar está bien visto gritar. Para un no-chiricano el lugar es una experiencia única. Ves como llegan 2 y se sientan en una mesa y al rato llegan otros y se sientan en la misma mesa y a medianoche hay diez que coincidieron en el sitio y se sentaron juntos; una costumbre que solo ve uno en Chiriquí. La decoración interior es muy sencilla; contrasta con los locales lujosos de la Ciudad Capital. Llevan décadas haciendo carnes a la parilla: brocheta de filete al carbón. El dueño es ganadero, así que sabe donde abastecerse. Costillitas de Cerdo deep fried con yucas. Nachos al Carbón. Papas asadas a la mantequilla. Burritos. Te recomiendo pedir un trago de carta vieja con agua coca cola y limón, para que te mimetices. Los precios son buenos. La atención es buena. Los dueños siempre están por allí. He ido un par de veces con gente de David, buen ambiente, buena parrilla. En su categoría, 5 estrellas.

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (18)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×