image description

El Bodegón

Española, Mediterranea
17 Noviembre2017

Teníamos varios años de no visitarlo pero su calidad y buena atención suguen inalterables. Acudimos el jueves 16 de noviembre con mi esposo, hermano y cuñada a celebrar mi cumpleaños. Empezamos compartiendo 3 deliciosas entradas: almejas fritas con hongos y bacon, croquetas de jamón serrano y carpaccio de solomillo, acompañadas de espectacular pan gallego. Los platos fuertes seleccionados fueron los langostinos al whiskey (las damas), el pargo rojo asado y el mero. Todos estuvieron exquisitos y bien presentados. Las entradas y los platos fuertes los acompañamos con 2 botellas de cava Segura Viudas, servidas a perfecta temperatura. Para cerrar con broche de oro, compartimos el pastel de manzana y la torta de Santiago, ambos acompañados de helado de vainilla y riquísimos. No recuerdo por qué no habíamos vuelto en tanto tiempo pero estoy segura que después de esta experiencia no nos perderemos por largo rato.

Comida
Servicio
Ambiente
image description

Caliope

Fusion, Internacional
18 Noviembre2016

Muy bueno. Fui a celebrar mi cumpleaños con mi esposo. Fue nuestra primera visita. El ambiente es industrial chic, agradable. Nos sorprendió ver muchos comensales a pesar de ser miércoles. Brindamos y celebramos con una botella de cava rosé Anna, sugerida por nuestro mesero. De cortesía, nos sirvieron unas tacitas con una deliciosa crema de hongos. El pan de la casa, muy bueno, vino con mantequilla de hierbas y deliciosas berenjenas encurtidas. La entrada que compartimos fue las Chuletitas de Cordero que estuvieron exquisitas. De plato fuerte mi esposo se decantó por el Pulpo al Carbón y yo me fui por La Guapa, un plato de entraña con purés de brócoli y espárragos. Ambos estuvieron muy buenos. El postre, también compartido, fue un bizcocho de chocolate que vino en un plato personalizado con mi nombre y velitas encendidas para soplar y pedir un deseo. ¡Lindo detalle! En la cuenta observamos que el postre fue cortesía del restaurante. La atención de la anfitriona y el mesero fue excelente. El servicio de valet parking fue bueno.

Comida
Servicio
Ambiente
image description

Casa Urrutia

Española
03 Octubre2016

Fuimos por tercera vez mi esposo y yo, solo que en esta ocasión se nos unieron mi hermano y cuñada, todos jubilados. Las 2 entradas que compartimos (pulpo ahumado Casa Urrutia y camarones al ajillo) estuvieron muy ricas, al igual que el pan de la casa con el que las acompañamos. El vino elegido, un Malbec Navarro Correa, estuvo a buena temperatura y agradable. Las damas nos decantamos por las chuletitas de cordero con papines al humo de nance, que estuvieron espectaculares y al punto de cocción solicitado. Los caballeros se inclinaron, uno por la zarzuela de mariscos y el otro, por la corvina en salsa verde. Todos probamos la comida de los otros y coincidimos en que, aunque todo estuvo muy bueno, las chuletitas fueron las ganadoras, con su delicioso sabor y aroma a romero. Pedimos 4 postres diferentes, cuyos nombres no recuerdo, más allá de mi crema catalana, que también compartimos y encontramos deliciosos. Una era algo así como "tejas", otro como un turrón de avellanas y nueces. Ayudaría poder consultar el menú de postres en línea para poder hacer los reviews. La atención, como siempre, insuperable. La única crítica negativa es que, al igual que la mayoría de los restaurantes, este local hace caso omiso a las indicaciones de ACODECO de dar descuento a los jubilados en el consumo de entradas y postres y no solo en el plato fuerte.

Comida
Servicio
Ambiente
image description

La Fragata

Española
18 Febrero2016

Para celebrar anticipadamente el Día de los Enamorados, mi esposo y yo, junto a mi hermano y cuñada, elegimos este restaurante. Como es costumbre, no salimos defraudados. De entrada, compartimos una Tabla de embutidos ibéricos y una orden de Pulpo a la gallega, los cuales acompañamos con una botella de Malbec Catena. Las entradas y el vino estuvieron excelentes. Las damas nos fuimos con los Langostinos a la crema de manchego y bacon y los caballeros prefirieron ordenar el Mero con vieras en salsa de champaña. Otra botella de Malbec Catena acompañó los platos fuertes. Ambas selecciones estuvieron exquisitas. El servicio de nuestro mesero fue atentísimo; la segunda botella de vino ya estaba a la temperatura adecuado sin haberlo todavía ordenado. La velada estuvo agradable, con música de guitarra en vivo, aunque los decibeles un poco subidos debido a la gran cantidad de comensales alegres.

Comida
Servicio
Ambiente
image description

L'osteria

Italiana
03 Noviembre2015

Todo muy rico. Mi esposo y yo sistimos al restaurante el 31 de octubre junto con mi hermano y su esposa. Lástima que no tenían langosta que, aunque no está en el menú, les fue ofrecida a mi hermano y su esposa en una visita anterior. Las entradas que compartimos (Carpaccio de atún y Scamorza al coccio, prosciutto e funghi calamares) estuvieron espectaculares. Los platos fuertes (Calamares y camarones en salsa de maracuyá, Spaghetti del mare, y Pappardelle L'Osteria) estuvieron bien, aunque nuestro consenso fue que el ganador fue el pappardelle. Los que comimos postre nos decantamos por el Flan de amaretto (¡exquisito!) y la Torta capresse de chocolate y almendras. Compartimos la velada con una botella de Pinot Grigio Beringer (californiano), seguido de un Pinot Grigio italiano, y para acompañar una pizza de Prosciutto e funghi que se nos antojó compartir después del postre y del licor de limoncello (cortesía de la casa), una botella de Carmenere chileno. En resumen, una velada deliciosa y muy bien atendidos por un mesero que se ve que conoce muy bien el menú y su carta de vinos. Recomendaría que volvieran a ofrecer el servicio de valet parking.

Comida
Servicio
Ambiente
image description

Azahar

Fusion
30 Junio2015

Visitamos el restaurante la noche del 23 de junio para celebrar un aniversario de bodas. Mi esposo había coordinado la entrega de un ramo de flores con anticipación a nuestra llegada, pero la administración las tenía guardadas y no tuvo la curiosidad de colocarlas en la mesa correspondiente a nuestra reservación antes de nuestra llegada, con lo cual le arruinaron un poco la sorpresa a mi esposo, quien tuvo que solicitarlas para que las trajeran a la mesa. El maitre nos dio la "bienvenida" como 4 veces, asumo que por la pena por lo de las flores. En cuanto a la comida, quise ordenar ceviche de langosta de entrada y risotto de langosta como plato principal y nos sorprendió que nos dijeran que no estaban disponibles porque "la langosta está en veda". Aún aunque fuera así, hemos ido recientemente a varios otros restaurantes donde nos han servido langosta y estoy segura, siendo restaurantes de cierto prestigio, que no están violando la veda. Imagino que las deben haber adquirido antes de la veda y conservado en congelación. De entrada pedimos los langostinos Azahar, envueltos en hilos de masa phylo crocante, acompañados de aderezo thai, que no decepcionaron. De plato fuerte, seleccioné el lomito Ithaca,relleno de queso de cabra con nueces caramelizadas, puerro, bañada en salsa de espinacas y hongos, que estuvo excelente y cocido al término solicitado. Mi esposo se inclinó por a entraña Azahar, con mantequilla clarificada de trufas negras y sal tipo Maldon, que él encontró satisfactoria, pero que prefirió acabar degustando con la salsa de mi lomito. Ambos platos los acompañamos con papas salteadas al romero que estuvieron aceptables. El vino solicitado, un carmenare Concha y Toro reserva, estuvo a una temperatura agradable y acompañó muy bien nuestras selecciones. De postre, compartimos un crumble de manzana caliente con helado que estuvo bueno. La atención en general fue buena. El ambiente, agradable, pero notamos que en la misma área tienen dos ambientes, uno más formal, con manteles blancos y sillas, donde estaba nuestra mesa, y otro más relajado, con mantelitos individuales y asientos tipo banquetas. Creo que sería preferible separarlos de algún modo para no desmeritar la elegancia del formal.

Comida
Servicio
Ambiente
image description

Azafrán

De Autor
28 Septiembre2014

Fuimos mi esposo y yo por primera vez a Azafrán para cenar el 25 de septiembre, atraídos por el menú que ofrecía en el marco del Restaurant Week (15-30 de sep.), con dos opciones de entrada, de plato principal, de postre, y de bebida, por $35 pp. No nos defraudó en absoluto. Iniciamos la velada seleccionando ambos como bebida el vino Santa Rita, un tinto que resultó ser un agradable Cabernet Sauvignon, y la la opción del carpaccio de atún rojo con crema de huancaína y crujiente de chicharrón, que estuvo exquisita y con un sabor delicado. Como no se nos informó cuando lo ordenamos que el carpaccio estaría acompañado con tostadas, fuera de la promoción ordenamos pan gallego pre-cocido (parecía el que vende Gago) que es calentado en el restaurante y servido con un pocillo de aceite de oliva y vinagre balsámico. De haber sabido lo de las tostadas, no lo habríamos ordenado. En cuanto al plato fuerte, ambos nos inclinamos por las costillas de cerdo asadas, con salsa bbq de maracuyá y mirin, y espárragos al grill. La carne de las costillas estaba tan bien cocida y suave que se separaba fácilmente de los huesos, pero no por eso estaba reseca. El cuerito que las cubría estabá limpio de grasa excesiva y tostadito y delicioso. Aunque aún sin la salsa estaban exquisitas, con ella alcanzaban la perfección. La porciones tanto del carpaccio como de las de costillas fueron sumamente generosas. En los postres cada uno se fue por una opción distinta; yo elegí la crema catalana con azafrán y mi esposo se decantó por el ganache de chocolate con helado de pipa, que me dijo sabía más a coco que a pipa. Mi crema catalana estaba muy buena. El servicio fue bastante bueno y atento. El ambiente, agradable, con la reminisencia del estilo arquitectónico original de la casa que fuera, típica de esta parte de San Francisco, aunque me parece que las sillas plásticas le restan elegancia. Mientras esperábamos ser servidos le dimos una mirada al menú regular. Con base en esta primera experiencia, de seguro regresaremos a probar varias de sus ofertas del menú. Lo recomendamos plenamente.

Comida
Servicio
Ambiente
image description

Mercao

Panameña, De Autor
28 Agosto2014

Fuimos a Mercao el martes 26 de noviembre a las 7:00 p.m. Era nuestra primera vez y lo elegimos por las buenas críticas que habíamos leído en degusta. De entrada, mi esposo y yo pedimos 3 platillos para compartir: torrejas de maíz, puerco troceado sobre hojaldres, y ceviche Mercao; todos muy buenas. De plato fuerte, yo disfruté el puerco doble asado y mi esposo, un sancocho grande. Ambas selecciones estuvieron muy buenas. El sancocho, aunque se indica en el menú que es de gallina, trajo un muslo que parecía de pollo, pero aún así, estuvo bueno, según mi esposo. Mi puerco estaba sencillamente delicioso, bien cocido a pesar de ser bastante grueso. La base de tamal de olla ligero y la salsa de naranja con ron le dieron un toque excepcional. De postre, sólo yo pequé con un arroz con leche de coco, acompañado de salsa de naranja y cocaditas artesanales, que me encantó. El ambiente es informal y agradable, aunque un poco bullero debido a la mala acústica. El único problemita fue que a la hora de pagar. Debido a la gran cantidad de comensales en el lugar, tuvimos que esperar bastante hasta que la mesera nos atendió para solicitar la cuenta. Le informamos que éramos jubilados y le dimos mi carnet de jubilada y, por error, la cédula de mi esposo en lugar de su carnet de jubilado del servicio civil norteamericano. Como su edad no lo hace acreedor al descuento, a pesar de ser jubilado, a la hora de aplicar el descuento, lo aplicaron solo a los platos que "alguien" en la caja consideró que fue lo que yo, la única que presentó un carnet válido para el descuento, había consumido (no creo que le hayan consultado a la mesera quién comió qué); por lo tanto, no lo aplicaron a mi plato fuerte sino al sancocho, que es de menor valor. Cuando vino la cuenta y nos dimos cuenta del error en la aplicación del descuento, decidimos dejarlo así, ya que habíamos esperado bastante por la cuenta y ya no queríamos esperar más. Hubiésemos preferido que nos hicieran notar que el documento presentado por mi esposo no era válido para el descuento, y que, ya que solo iban a aplicar el descuento a mí, que la mesera hubiera sido consultada sobre cuáles fueron los platos que yo consumí. Salvo este pequeño percance, la velada fue agradable y me gustaría regresar a probar otros platos del menú que "suenan" muy ricos, también.

Comida
Servicio
Ambiente