Maitre de Table de la Chaine de Rotisseurs

Maitre de Table de la Chaine de Rotisseurs

Catador
Miembro Foodie

He vivido en hotels de 5 estrellas más de la mitad de mi vida, así que aprecio la Buena comida y un excelente servicio
Más información sobre mi

898 Puntos
999+ Ranking mes
999+ Ranking Total
Sobre mí
Miembro desde: Marzo de 2011
Restaurante favorito: Chalet Suizo - 1985
Para acompañar mi comida no debe faltar: Pan y Vino
El mejor plato que he comido: Pasta a la Ruota Parmeggiano
Mejor descubrimiento reciente: Miss Cho, buena combinación de diferentes estilos. Ambiente bastante joven.
Postre favorito: Helado
Cerveza favorita: Leffe
Vino favorito: Opus 1
Día preferido para salir: cualquier día
Programa de cocina favorito: Las promociones de las TC
Posición 4413 del ranking de calificadores de Panamá.
31 comentarios en Panamá

El Restaurante está un poco fuera del camino, hay que saber donde está para encontrarlo, pero una vez encontrado vale la pena. A primera vista parece una panadería muy sofisticada, al mejor estilo francés (el dueño es francés y se nota). En verano, aún durante el día, está bastante fresco a fuera en la terracita, por la brisa del mar, y a dentro hay un ambiente relajado informal. La comida demoró un poco, a pesar de tener poca clientela, pero una vez que llegó la entrada, el quiche, estaba fuera de serie, posiblemente uno de los mejores quiches que he comido en Panamá. La selección de jugos naturales es un poco limitado, pero lógico, considerando el tamaño y que los quieren mantener fresco, recién hechos. Luego nos trajeron los casse crouts, con un pan excelente, traen la masa desde Francia. El servicio se podría mejorar no obstante, no parecen tener mucho sistema, ya que fuimos atendidos por 4 meseros diferentes. También, en el afán de traer los platos principales a mismo tiempo, una no tenía ya la temperatura adecuada - sugerencia, mejorar la destreza en la cocina en cuanto cuándo marchar los platos, o traer los platos una vez que estén listos. He estado luchando con el supuesto protocolo muy equivocado que los comensales deben esperar hasta que todos hayan sido servidos, para comenzar. Esto es la falacia más grande del mundo y ha causado muchas veces que alguna gente debería comer frio, la comida es más importante que el supuesto protocolo. El capuchino trajeron caliente y decorado al mejor estilo de barista. Ojo ... Este comentario fue erroneamente adscrita al St. Honoré Clayton por error mio, pero aplica al St. honoré Punta Pacifica

Comida
Servicio
Ambiente

Es un restaurante familiar muy grande, por lo tanto casi semi-industrial. El tamaño, la carta con una gran selección de platos y el servicio son todos ideales para ir en familia con niños pequeños. Las pizzas no son muy crujientes, la lasaña un poco grasoso, los spaghetti general muy buenos y la mayoría bastante al dente, la milanesa muy mediocre en producto como en preparación. El servicio se esfuerza, pero se nota la característica semi-industrial aquí, con un volumen tan grande es muy difícil esperar un servicio excelente. La carta de vinos es razonable, considerando el tipo de restaurante y con una relación precio/calidad relativamente buena. Mi expresso vino medio-tibio, justa al punto de poder beberlo todavía. En general, no es para ir en pareja romántica, pero bueno para familias.

Comida
Servicio
Ambiente

El restaurante está ubicado dentro del Mall, en la Planta Baja, en el centro del pasillo/plaza principal, que podría ser una ubicación maravillosa, y de día hay bastante ambiente, pero de noche está bastante vacio, tanto el restaurante como el Mall. Qué pena, porque los dos merecen mejor. Nos recibieron muy amable, nos dejaron escoger la mesa que queríamos (bueno no habían muchas ocupadas) y tuvimos una buena experiencia. La entraña es muy, pero muy buena, los gnocchi 4 quesos igual, el único punto negativo fue que, como muchos restaurantes en Panamá, sirvieron el vino tinto "al tiempo" sin haber entendido que esto quiere decir al tiempo en latitudes nórdicos, con una temperatura de como 17 grados, no a 24. Pero nos trajeron una hielera y después de un tiempo ya estaba a buena temperatura, aunque un vino exquisito sufriría, pero los vinos medios a buenos pueden aguantar esto. El problema era que al traer la comida tan rápida, no tuvimos oportun idad de tomar una copita antes de la comida, debido a la espera. Mi expreso llegó bastante caliente, pero al salir nos impidieron salir por la ruta más corta, ya que estaban haciendo la limpieza diaria ya, con clientes a dentro y todo. Fuimos por la oferta, aunque el restaurante es bueno, al precio regular me parece un poco caro por todo que ofrece.

Comida
Servicio
Ambiente

Una pizzería buena, sin pretensiones, mesas grandes, así que te puede tocar compartir mesa con gente simpática. Las pizzas están buenísimas de topping (de los mejores en Panama), pero la masa podrá ser más crucijiente, quizás por que se adhieren al concepto de "comida rápida" y efectivamente las pizzas llegaron súper rápidas … quizás un poco más de cocción y un poco más lento, no creo que mucha gente lo importa. El sistema de pedir y pagar por adelantado en la caja también refuerza el concept de fast food, pero conlleva un grave problema, que lo tuve que clasificar en "servicio" pero realmente pertenece a un defecto en la Administración. Las meseras aparentemente reciben las comandas para la comida, pero los vinos se quedan atrás. Al reclamaros, no tuvieron que pedir las facturas expedidas en la cajas y entregadas a nosotros, para cotejar qué vinos habíamos pedidos para luego buscarlos, así que llegaron ya un cuarto de pizza comida. Al salir, tuvieron que buscar de nuevo las facturas (fiscales) (las habián botado o algo) para nosotros cumplir con la ley y no salir del local sin factura. Seguro que volveremos, para ver si corrigieron las deficiencias y para comer bien, aunque con las mismas.

Comida
Servicio
Ambiente

El Restaurante está en una buena ubicación, a media cuadra de la Plaza Herrera, no obstante, como casi todo en el casco viejo, es difícil llegar en carro. La entrada por un corredor no muy atractivo es un gran contraste cuando por fin se entra en el mismo restaurante, un jardín espectacular. A pesar de haber reservado nos querían dar una mesa no muy buena, pero al rechazarla nos dieron que es probablemente la mejor mesa en el jardín. El servicio es un poco confuso, parece que los meseros no tienen rangos asignados ya que nos atendieron varias personas. Tuve que solicitar la carta de vinos a tres personas diferentes hasta que me lo entregaron. Luego el vino (tinto) llegó a temperatura de ambiente (de Panamá, o sea como 25 grados) y tuvimos que solicitar una champañera con hielo para enfriarlo, que no es conductivo para la calidad del vino ni para satisfacer el apetito del cliente que quiere tomarlo ya. La comida estaba muy bueno, el pargo - que fue lo que me recomendaron - con mucho sabor y la corvina al curry también. El personal, a pesar de las fallas en el servicio, súper amables, aún con restaurante lleno y mucho trabajo. Lamentablemente parece que la máquina de expresso ya tiene bastantes días dañada y así no logramos disfrutar la digestión a un máximo. La carta de vino tiene un muy buen surtido de muy buenos vinos y, aunque no sea muy grande, al igual que la carta de comida, la selección es más que suficiente. Recomiendo mejorar la gestión administrativa, para evitar fallas como en el mantenimiento, la cava de vinos y la confusión de la atención.

Comida
Servicio
Ambiente

Restaurante nuevo que fuimos a descubrir. Es una vieja casa en Obarrio, remodelada para restaurante, que no deja mucho lugar para experimentar en el ambiente. El mismo dueño recibe y atiende que se nota en la calidad del servicio. Todos los platos como en España, el mismo cochinillo lo comparamos con el de "Candido". La carta de vinos es un poco pobre pero me dijeron que están trabajando en la misma, mientras tanto el vino recomendado fue bastante acertado. Definitivamente regresaremos cuando la carta de vino está completa.

Comida
Servicio
Ambiente

El restaurante está ubicado en un especie de minimall en un segundo piso. El parking es muy limitado en Costa del Este en general, pero en este lugar más aún. Se parece a una trattoria italiana y no es muy grande. La cocina se puede apreciar desde la sala, a través de las ventanas de la misma, pero parece un poco pequeña lo que efectivamente resultó, al tener un servicio un poco lento en una mesa grande. la comida es muy buena y el mismo dueño parece estar siempre pendiente de todo.

Comida
Servicio
Ambiente

Mucho tiempo no fuimos a Amador, pero ya hace rato terminaron el nuevo causeway que hace mucho más asequible a las islas. No obstante notamos que, por un sábado en la noche, no hay tanto ambiente como antes .... será que si la gente percibe una crisis, por otro lado, así fue fácil conseguir una mesa al lado del agua, que antes era imposible. La atención mejor que nunca, mesero informado, amable, con sugerencias, loca. Las pizzas gourmet siguen siendo buenos, pero lástima que retiraron la de gorgonzola, era lo mejor que había. Las pizzas podrían tener una base un poquito más crujiente, pero el topping estaba rico. Es uno de los poco restaurantes "waterfront" que tenemos y por esto seguirá siendo uno de mis favoritos.

Comida
Servicio
Ambiente

Al llegar no estaba nuestra mesa lista todavía, pero nos sentaron en otra, de momento, entregando los menús para que ya pudiéramos ver lo que íbamos a pedir, hasta que nos entregaron la mesa. Pizzas como en casi todos los buenos italianos, las pastas también. Lugar simpático, pequeño, típico trattoria, sin pretensiones, original estilo italiano. La lista de vinos muy bueno, precios decentes. Fuimos con un grupo, así que no realmente pude concentrarme en mis comentarios. Pero definitivamente volveré algún día. El único problema con la gran proliferación de los restaurantes italianos es que realmente deben hacer algo (ambiente, plato especial, etc.) para destacarse de los demás. Este lugar se destaca por su servicio, amabilidad, pequeño tamaño, ubicación y buena disponibilidad de estacionamientos.

Comida
Servicio
Ambiente

El restaurante tiene una muy buena ubicación y amplio estacionamiento. La decoración es sencilla, con tendencia moderna. La corvina me pareció no bien descongelada, filete de puerco podría ser mejor. El Strudel de Manzana es un pedacito mínimo de Strudel, con helado, muy bien presentado. Expreso llega caliente y lo traen junto con el azúcar, así que se puede tomar caliente. Lo interesante de este local es que tienen una cervecería artesanal y un Biergarten precioso. No pude probar las cervezas, pero regresaré para hacerlo seguro.

Comida
Servicio
Ambiente

No tiene fotos en panama

¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×