Comida
Servicio
Ambiente

Empezó bien hace unos años atrás pero la desidia y la falta de esmero terminaron por convertir a este restaurante en un lugar al que no voy a volver. Hace unos meses pedí una pizza a domicilio y llegó desinflada y fria. Luego de comentar esta mala experiencia, en algún medio que no recuerdo, se me llamó para explicarme que lo que habia pasado se debia a que el tiempo de traslado afecta el producto de esa manera. se me ofreció que pasara por el restaurante y que se me compensaría invitandome una pizza. Hoy fui ahi a almorzar con mi esposa y pedimos pizza. Ella una “Italiana” y yo una Diavola. Al rato, nos trajeron una pizza de pepperoni al tipico estilo estadounidense. No salami piccante, no aceitunas, no peperoni .... sino que el mal llamado “pepperoni” gringo. Se me ofreció cambiarla por una Margherita, cosa que acepté. Nos trajeron la pizza de mi esposa y se me informó que la pizza “Diavola” me la tenian que cobrar igual. Pedí que no se preocuparan y que tomaría un poco de la de mi esposa. Al rato me trajeron la pizza Margherita y se me informó que también se iba a cobrar. Recordé la promesa de invitarme una pizza meses atrás. No hubo caso. Fuimos atendidos con mucha amabilidad pero quedamos muy decepcionados por el mal manejo de la situación y también de la “americanización” de una receta clásica italiana transformando una Diavola en una vulgar pizza de “pepperoni”. No volveremos más y que aquellos que esperan comida genuinamente italiana estén advertidos que este restaurante ya no es lo que fue.

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (401)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×