Comida
Servicio
Ambiente

Este restaurante no es fácil de calificar. Francamente, me gusta visitarlo y la comida es muy buena pero me parece muy costosa la experiencia. No sé si es algo inherente a mí y caigo en injusto hacia el restaurante. Este restaurante siempre está lleno en horas de la cena y por tanto el ambiente es bastante ruidoso. Abundan los gringos y esas parejas de marcada diferencia de edad, donde la chica consigue en el señor que casi le triplica la edad , profundos encantos que ninguno de los que asistimos al restaurante conseguimos detectar a simple vista. El mesero siempre atento a llevarte agua y formalmente rompe el hielo llevándote un exquisito pan de la casa con mantequilla de la realmente buena. La carne que pidas te parecera exquisita, eso sí, abstente de pedir el plato que trae dizque variedad de carnes. Son tres tuquitos que te dejarán decepcionado. Pido siempre acompañar con arroz blanco y nunca dejo de pedir un postre. Son todos agradables. Llega la cuenta y las mentas no te desviarán para preguntarte si ha valido la pena o no. Dejas los tres billetes de $20 ahi pero luego te percatas la presencia de una de esas parejas de las cuales hablaba e inmediatamente caes en cuenta que has gastado mucho más en cosas menos satisfactorias. Luego de unos meses, vuelves a regresar...

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (1383)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×