Comida
Servicio
Ambiente

El Restaurante está un poco fuera del camino, hay que saber donde está para encontrarlo, pero una vez encontrado vale la pena. A primera vista parece una panadería muy sofisticada, al mejor estilo francés (el dueño es francés y se nota). En verano, aún durante el día, está bastante fresco a fuera en la terracita, por la brisa del mar, y a dentro hay un ambiente relajado informal. La comida demoró un poco, a pesar de tener poca clientela, pero una vez que llegó la entrada, el quiche, estaba fuera de serie, posiblemente uno de los mejores quiches que he comido en Panamá. La selección de jugos naturales es un poco limitado, pero lógico, considerando el tamaño y que los quieren mantener fresco, recién hechos. Luego nos trajeron los casse crouts, con un pan excelente, traen la masa desde Francia. El servicio se podría mejorar no obstante, no parecen tener mucho sistema, ya que fuimos atendidos por 4 meseros diferentes. También, en el afán de traer los platos principales a mismo tiempo, una no tenía ya la temperatura adecuada - sugerencia, mejorar la destreza en la cocina en cuanto cuándo marchar los platos, o traer los platos una vez que estén listos. He estado luchando con el supuesto protocolo muy equivocado que los comensales deben esperar hasta que todos hayan sido servidos, para comenzar. Esto es la falacia más grande del mundo y ha causado muchas veces que alguna gente debería comer frio, la comida es más importante que el supuesto protocolo. El capuchino trajeron caliente y decorado al mejor estilo de barista. Ojo ... Este comentario fue erroneamente adscrita al St. Honoré Clayton por error mio, pero aplica al St. honoré Punta Pacifica

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (263)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×