Salvador T.

Salvador T.

Crítico Avanzado
Miembro Foodie


439 Puntos
999+ Ranking mes
999+ Ranking Total
Sobre mí
Miembro desde: Marzo de 2017
Posición 15888 del ranking de calificadores de Panamá.
10 comentarios en Panamá

La atención fue excelente desde que entramos al local hasta que salimos del mismo. Igualmente el lugar es muy acogedor, a la vez que es amplio y bastante minimalista. El menú se enfoca más que nada en pizzas, pero también tiene otros platos de pasta que se veían deliciosos. Nosotros éramos tres y pedimos tres pizzas "personales" de 12" cada una en masa sin gluten ($2 adicional / pizza). Probamos la Trufada, Prosciutto e Arugula y la de 4 Quesos. La última fue la favorita de las tres, con un potente sabor en los diferentes quesos y la deliciosa cebolla morada caramelizada. La de prosciutto y arugula la sentí algo seca, podría usar algo más de salsa, y la rúcula estaba algo seca también. Por último, la trufada tenía muy buen sabor y excelente calidad tanto en el prosciutto como en las lascas de parmesano, pero también la sentí algo seca. Entre todo, muy grata experiencia y muy buenos ingredientes, sólo hace falta algo más de humedad en algunas de las pizzas a mi criterio. Regresaría sin dudarlo.

Comida
Servicio
Ambiente

Ayer estuvimos en Bad Gallo entre seis comensales y pedimos buen par de entradas y platos fuertes para compartir. De entrada tuvimos las croquetas de cerdo (muy bien cocidas y bien condimentadas), las empanadas de queso fritas (bastante crispy y con un queso blanco derretido de muy buena calidad), el provolone a la paila (sencilamente delicioso, junto con un par de rebanadas de pan con mantequilla), y 10 wings con salsas búfalo y Bad Gallo, muy bien preparadas también y las salsas bastante ricas, sobre todo la Bad Gallo agridulce y ligeramente picante. De plato fuerte compartimos varios tacos, la vaca solitaria (trozos de carne de res a la brasa con chimichurri), y el cerdo con salsa agridulce con toque de picante (la misma salsa Bad Gallo de los wings). El cerdo estaba rebozado y bañado con la salsa Bad Gallo, tenía un excelente sabor. Toda la comida estaba deliciosa sin excepción, lo único que cabe señalar es que las porciones son bastante pequeñas. Pedimos luego dos postres (brownie con helado y pie de manzana con helado), ambos también muy ricos y aún así no quedé "lleno" realmente. Es muy buen lugar para pedir picadas con amigos, pero no esperen pedir un plato fuerte y quedar "satisfechos".

Comida
Servicio
Ambiente

Nuestra segunda ocasión en Ato Sushi ha sido nuevamente una experiencia bastante positiva. De entrada tuvimos gyozas y croquetas de cangrejo, ambas deliciosas. De plato fuerte pedimos un roll vulcano (estuvo bien, nada sobresaliente realmente), un temaki Alaska (ingredientes muy frescos y con buen sabor), un ramen (muy bien cocido, excelente condimentación aunque ligeramente salado, y los fideos algo muy blandos), y finalmente un pad thai (muy buena condimentación, ingredientes frescos, pero pasta algo falta de cocción, con textura "chiclosa"). Definitivamente regresaría, pero no es mi primera opción para comida asiática / fusión.

Comida
Servicio
Ambiente

Este es al día de hoy nuestro restaurante de comida tradicional china de cabecera. Tenemos más de 10 años yendo en familia y se ha mantenido la excelencia de la comida. Recomiendo de entrada los wantones fritos con camarón y salsa agridulce, siempre muy frescos y con un sabor muy limpio. De plato fuerte regularmente pedimos los excelentes langostinos estilo Szechuan, con un buen toque de picante y una buena porción para unos tres comensales. Esto lo acompañamos con el delicioso puerquito especial al carbón, que tiene un toque dulce y crujiente y viene con una salsa de soya para contrastar; sencillamente excelente. Por último recomiendo también la carne de res con hojas de mostaza o con vegetales chinos, cualquiera de los dos es una muy buena opción, de preferencia en salsa de frijoles negros. Todo esto acompañado con el sabroso arroz yeong chow para neutralizar un poco el paladar ante las contrastantes opciones de proteína. Igualmente recomiendo el té de jazmín en lugar del agua, con lo cual se pueden fácilmente comer dos platos por persona y facilitar la digestión sin mayor problema. Muy recomendado, a pesar de la sencilla fachada del lugar.

Comida
Servicio
Ambiente

Mi esposa y yo hemos hecho un tour relativamente exhaustivo de pizzas y aún no logramos superar a Stizzoli, y eso es mucho decir. Las pizzas Paradiso y Stizzoli son de lo mejor, hechas con ingredientes de la mejor calidad y sabor; con esas dos no se pueden equivocar. De postre hemos probado el calzone de nutella, pero me parece un tanto muy dulce. Igualmente el pastel de manzana con helado es muy rico, pero también un tanto muy dulce. Lo mejor para calmar ese "urge" de dulce pero sin empalagar he hallado que es la panna cotta de frutos del bosque, sencillamente deliciosa y el balance correcto de dulce y ácido. Definitivamente seguiré frecuentando este lugar por sus excelentes pizzas.

Comida
Servicio
Ambiente

Fuimos en un grupo grande de personas (7 en total), lo cual nos dio chance de probar varias picadas, así que pedimos el sampler de chorizos tradicionales (muy buena cocción y sabor) y los gourmet, en este caso pedimos conejo (un sabor interesante, muy suave y herbal), venado, y búfalo (el más fuerte de los tres, y el que más me gustó en lo personal). Luego escogí el Montreal steak porque me dijeron que tenía algo más de contenido graso y en efecto así fue. Llegó al término medio como lo pedí, con un excelente sabor y jugoso (más que nada por el contenido de grasa). Estaba muy tierno y la ensalada de acompañamiento muy fresca y bien aderezada. Uno de los comensales pidió el Especial Pretelt y también tenía buen sabor, pero al ser más magro estaba un poco más seco y duro; definitivamente repetiría el Montreal. La ensalada que él pidió, no obstante, era la especial de la casa y debo decir que estaba exquisita. Todo muy bien preparado al término correcto y la atención muy buena también. Regresaría sin dudarlo.

Comida
Servicio
Ambiente

Pedimos tres pizzas, la Francesca, la Oh Salmone Mio y la de camarones (me parece se llamaba Fiesta del Mar, algo por el estilo). Pedimos para probar la primera con masa sin gluten (de maíz), la segunda con masa "experimental" de estragón y pimienta negra, y la tercera con masa de espinaca y albahaca. Debo decir que la Francesca estaba fabulosa, un sabor fuerte por parte del salami, el parmesano y el aceite de trufas. La mejor de las tres, y la masa de maíz muy neutra y liviana. La de camarones no nos dejó una gran impresión, pero a mi esposa le encantó la de salmón con arúgula, piña con chimichurri y cebolla. Suena como un tanto cargada, pero realmente estaba muy balanceada y con algo de picante quedó fenomenal. Definitivamente regresaría y pediría nuevamente la Francesca y la de salmón, pero esta vez cambiaría la de camarones por la Giuliana.

Comida
Servicio
Ambiente

Excelente decoración con temas asiáticos (abundan el dorado, motivos florales y dragones), sala espaciosa además de muy limpia. El personal es muy ágil en su atención, aparte de muy corteses. La comida la sirvieron bastante rápido y caliente, como debe ser. Las porciones son de tamaño regular, éramos cuatro comensales y los cuatro platos principales se consumieron con relativa rapidez. El sabor en sí de los alimentos es muy bueno. Los wantones fritos de la entrada bien crujientes y la salsa agridulce estaba muy balanceada, no tan acaramelada como en otros sitios. De plato fuerte tuvimos arroz cantonés (yong chow), con un excelente sabor y buenas cantidades de proteína, aunque el grano pudo haber reventado un poco más. Tuvimos también carne szechuan, la cual estaba muy bien cocida y sazonada y la porción fue bastante buena. La carne estaba un poco achiclada, no obstante. El puerco al carbón estaba excelente, muy buen sabor con algo de dulce pero no exagerado, y poca cantidad de grasa. Por último, los langostinos en sal y pimienta estaban ligera y exquisitamente rebosados y con un grato sabor picante. Por el precio de los mismos, la porción fue bastante pequeña. En general, muy satisfecho con la experiencia: excelente ambiente, buenísima atención al cliente, y la comida tenía un excelente sabor. Regresaría sin dudarlo.

Comida
Servicio
Ambiente

El lugar tiene una música muy suave, apenas perceptible con el ruido de fondo. La iluminación bastante acogedora y la decoración minimalista, pero muy limpio y agradable. De entrada pedimos el plato de degustación y los yakitori de pollo y res con salsa teriyaki estaban muy tiernos, bien cocidos y deliciosos. Luego pedimos de platos fuertes el Tempura Ato, sencillamente exquisito, y la sopa de marisco "spicy". Esta última bastante sencilla, un caldo algo aguado pero de buen sabor, la proteína no muy abundante, y con bastantes vegetales. De postre tuvimos la banana tempura y el helado de té verde. Ambos estaban muy ricos, sobre todo el helado es muy memorable. Visitaría nuevamente sin dudarlo.

Comida
Servicio
Ambiente

El lugar está muy limpio y muy bien decorado. La música contemporánea y a un volumen audible pero comfortable. El servicio bastante atento, aunque pudiera ser algo más entusiasta y estar más pendiente de si falta algo durante el consumo del plato principal. La comida en sí tiene muy buena presentación y excelente sabor. Probamos el pollo con miel y semillas de ajonjolí, que fue magnífico. Los langostinos con salsa Szechuan tenían un muy buen nivel de picante, aunque un poco pasados de sal. La carne estilo Mongolia con un sabor intermedio entre salsa de ostión y salsa Szechuan, algo picante pero mucho más "mild" que esta última. Como carbohidrato probamos el arroz yeon chau, el cual podía usar un poquito más de cocción, pero tenía un excelente sabor, bastante herbal con cebollines y pimientos. Overall una experiencia muy satisfactoria, regresaría sin dudarlo.

Comida
Servicio
Ambiente

No tiene fotos en panama

¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×