Comida
Servicio
Ambiente

La atención en este lugar fue muy buena y servicial. Ordenamos los Aperol Spritz para empezar. Las bebidas eran grandes y la porción generosa, pero demasiado Aperol y no suficiente prosecco y agua con gas porque la bebida era demasiado dulce. No me quejo porque a $7.00, el contenido de alcohol era generoso. Ordenamos una ensalada griega, que también era buena, pero nada del otro mundo. La porción buena por el precio de $14.00. Seguimos con la pasta trofié con pesto. La pasta fue hecha en casa y muy buena y con el pesto rico. Por $18.00, la porción era pequeña. Pedimos una porción de pan para disfrutar de la salsa de pesto que se quedaba en el plato. El pan era horrible. Un buen pan rústico italiano habría sido perfecto, pero eso era poco separado de pan de molde. Ordenamos el osso buco con risotto como plato fuerte. Era sabroso, pero por $30, esperamos algo mejor. El plato estaba salado. La carne era un poco dura. A esos precios, debieron haber usado carne importada de mejor calidad que la nacional. El risotto, lamentablemente, era incomestible. Sabemos que el risotto debe de ser preparado "al dente," pero ese risotto era crujiente. Al quejarnos al mesero, el nos ofreció retirar el plato y substituir una pasta "Frutti de mare." Otra vez, la calidad de la pasta hecha en casa era buena, pero la calidad de los mariscos, nada que ver, previamente congelados y sobrecocidos. Si los precios habían sido más moderados, les podríamos haber disculpado los errores, pero a precios sumamante altos para Panamá, esperamos una experiencia inolvidable, algo que no era.

Comida
Servicio
Ambiente
Ver más comentarios (174)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×