Comida
Servicio
Ambiente

Ubicado en la Calle 67 este, en el antiguo local de El Bodegón, este restaurante abre sus puerta con una propuesta de cocina Mediterránea. Predominan en su menú, platillos italianos. Ordenamos de entrada, Polenta Napoletana, Tartare de Atún, Carpaccio Harry’s Bar, Souvlaki de Coliflor, Calamari Napoletani y Arrocini de Osobucco. De plato fuerte, Meloso Negro, Linguini Fruti di Mare, Mero Siciliana, Chateaubriand Bérnaise y Solomillo Relleno. Las entradas, de porciones pequeñas, estuvieron bien de sabor. De los platos fuertes, el que brilló fue el Mero Siciliana y el Chateaubriand Bérnaise. Buena textura y sabor. Tanto el Linguini Fruti di Mare como el arroz Meloso Negro, aunque bien de textura, carecían de sabor. El Solomillo Relleno eran unas bolas de Labne con Hongos envueltos en delgadas lonjas de Filete de Res, aunque bien de sabor, casi no contenía proteína. Estos últimos 3 platos no los recomiendo. Cerramos nuestro almuerzo con Cappuccinos, una Pannacotta y una Crema Catalana, ambos postres sabrosos. En conclusión, los precios no son altos, pero las porciones son pequeñas. Los sabores son comme ci comme ça, pero se puede mejorar. El servicio es atento y jovial. Buenos estacionamientos y buen ambiente, ideal para cualquier tipo de ocasión.

Comida
Servicio
Ambiente
  • Mejillones
  • Carnes - SOLOMILLO RELLENO
  • Arroces - MELOSO NEGRO
  • MERO CATALANA
Ver más comentarios (267)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×