Assisi

Con una propuesta gastronómica apegada a las tradiciones italianas se levanta en la calle 71 de San Francisco Assisi Ristorante, una estancia tenue y discreta de acabados modernos y elegantes, combinados sutilmente con mobiliario de madera oscura y detalles dorados, rojos y crema; todo dispuesto como un tributo sobrio y moderno a la cucina italiana. Desde las entradas, la carta de Assisi se pasea por clásicos de la gastronomía de distintas regiones del país de la bota, aportándoles un giro propio y bien ejecutado que se transforma en una apuesta por la creación culinaria de altos estándares.

El trío de bruschetas es la recomendación para debutar en Assisi, una selección de entremeses: pimientos ahumados y cebollas caramelizadas; mozzarella fresca aderezada con pesto de albahaca, y queso de cabra con setas, opciones que dejan abierta una promesa de adentrarse en una experiencia de excelsos sabores.

Como opciones fuertes el risotto de camarones y calamares se inclina como la apuesta obligada, su interesante mezcla de notas frutales y ligeramente ácidas resulta una exquisitez memorable al paladar. Otra alternativa que se destaca son los raviolis rellenos de salmón, servidos con una exótica crema de eneldo, un plato que rememora la tradición gastronómica de la costa mediterránea. Para maridar, la cava de Assisi ofrece interesantes alternativas de vinos italianos, francesas, chilenos, argentinos, que complementan con estilo la experiencia.

El fondant de chocolate es la selección para endulzar la velada, su consistencia perfectamente esponjosa y el equilibrado contraste de texturas de exterior a interior, lo posicionan dentro de los recomendados de la carta, y como la despedida perfecta de este sitio que enamora.