Comida
Servicio
Ambiente

El lugar es un tesoro escondido... Los dueños son especiales y agradables, la cocina es casera, sencilla pero espectacular sabrosa y bien preparada.. Empieza con alioli y pan campesino... De entrada pedimos los croquetas que vienen con una ensalada fría de tomate y papas, muy buena... Luego nos fuimos por el pollo a la brasa que estuvo muy sazonado y jugoso... Probamos la paella de mariscos... Muy bien preparada, de lo mejor... Para finalizar una natilla de caramelo... Lo recomiendo cuando visiten el valle de Antón, comida rica y de buen precio. PD. Prueben la cerveza española...

Comida
Servicio
Ambiente
  • Paella de Marisco
  • Pollo a la brasa
  • Croquetas
  • Alioli
Ver más comentarios (56)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×