Comida
Servicio
Ambiente

Una deliciosa opción entre las pocas buenas que se consiguen en el Valle de Antón. Como entrada, ordenamos un ceviche peruano en el que se sentía la frescura del pescado; muy bien preparado, sólo le faltaba el camote, venía con una papa hervida. Entre los platos principales, ordenamos una parihuela, que venía con buen recado y de sabor muy bien logrado. Las bebidas son todas típicas, tanto así que sólo ofrecen cerveza Cusqueña. Los platos son abundantes, tanto así que tuvimos que pedir parte de la comida para llevar. El ambiente es muy sencillo, necesita algo más de decoración para volverlo ameno.

Comida
Servicio
Ambiente
  • Parihuela
  • Chicha morada
Ver más comentarios (32)
¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×